Reaviva los colores del cuadro y le da un alto brillo. Protege, preserva y es repelente al agua y al aceite. Sus propiedades anti-estáticas repelen el polvo. Lubrica, cuida y protege caucho, goma, plástico y todas las partes metálicas. Realza el brillo de los componentes de plástico.